Las salas con control de humedad son utilizadas para almacenar y conservar productos que requieren un nivel específico de humedad para su mantenimiento óptimo, como frutas, verduras, carnes y productos farmacéuticos. La refrigeración en estas salas se utiliza para reducir la temperatura y mantener la humedad relativa requerida controlando la circulación del aire. Se utilizan sistemas de refrigeración de precisión, como unidades de refrigeración a medida y deshumidificadores, para lograr los niveles de humedad y temperatura adecuados

En AIESA somos expertos en soluciones de control de humedad. Contamos con alternativa en diferentes marcas como MUNTERS, GUNTNER, EVAPCO, TRANE, YORK, siendo cada una para una solución específica.
Nos acompañamos de los asesores técnicos de las diferentes marcas para llegar al producto que tu empresa necesita.
Ya sea que necesites un control de humedad con sistema de enfriamiento y recalentamiento, o bien, un sistema desecante para control de humedades más críticas, en AIESA tenemos la solución óptima para tu negocio.
Tenemos productos de control de humedad que requieres en segmento tanto comercial, como industrial.

El control de humedad es importante en una amplia variedad de industrias y aplicaciones donde la presencia de niveles inadecuados de humedad relativa puede tener consecuencias negativas. Algunas de las industrias más comunes que requieren aplicaciones con control de humedad incluyen:
Industria alimentaria: La humedad relativa adecuada es esencial para la conservación de alimentos. Demasiada humedad puede fomentar el crecimiento de moho y bacterias, mientras que muy poca humedad puede provocar la deshidratación y el deterioro de los alimentos.
Industria farmacéutica: Muchos medicamentos deben almacenarse en ambientes con humedad controlada para garantizar que mantengan su eficacia y calidad.
Industria electrónica: Los equipos electrónicos son sensibles a la humedad y pueden sufrir daños si están expuestos a niveles de humedad inadecuados.
Industria textil: La humedad relativa afecta la calidad y apariencia de los textiles durante la producción, almacenamiento y transporte.
Industria de semiconductores: La fabricación de semiconductores requiere ambientes de alta pureza y baja humedad relativa para evitar daños en los componentes electrónicos.
Industria de impresión: El papel, la tinta y las placas de impresión son sensibles a los cambios de humedad, lo que puede afectar la calidad de impresión.
Sector sanitario: En hospitales y centros médicos, se requiere un control riguroso de la humedad para prevenir la propagación de bacterias y hongos.


En AIESA tenemos amplia experiencia en control de humedad para industrias farmacéuticas, alimenticia, metalurgia, electrónica, laboratorios de pruebas, etc.

Para diseñar un cuarto de temperatura controlada con control de humedad, es importante considerar varias variables, tales como:
Tamaño del cuarto: El tamaño del cuarto determinará la capacidad requerida para el sistema de aire acondicionado y ventilación.
Carga térmica: La carga térmica se refiere a la cantidad de calor que debe ser eliminada del interior del cuarto para mantener una temperatura estable. Este factor depende del tamaño del cuarto, los materiales de construcción, la cantidad de equipos electrónicos o maquinarias presentes y la cantidad de personas que trabajarán en el cuarto.
Temperatura requerida: La temperatura requerida dependerá del uso previsto del cuarto. Por ejemplo, si se utiliza para almacenamiento de alimentos, la temperatura necesaria será diferente que si se utiliza para investigación científica.
Humedad requerida: La humedad requerida también dependerá del uso previsto del cuarto. Algunos casos pueden requerir niveles de humedad muy bajos, mientras que otros casos pueden requerir niveles más altos.
Sistema de refrigeración y ventilación: Es importante seleccionar un sistema de refrigeración y ventilación adecuado para el tamaño del cuarto y las demandas de temperatura y humedad. El sistema debe ser capaz de mantener una temperatura y humedad constante durante todo el año.
Materiales de construcción: Los materiales de construcción utilizados para el cuarto deben ser resistentes a la humedad y no contribuir a la proliferación de bacterias o moho.
Sellado del cuarto: El cuarto debe estar sellado herméticamente para evitar la entrada de humedad exterior y la pérdida de temperatura y humedad por filtraciones de aire.

Iván García, Representante de Ventas de la compañía Güntner de México (ivan.garcia@guentner.com) , nos complementa

“Además de las variables mencionadas anteriormente, para el control de la humedad en un cuarto con temperatura controlada es importante considerar lo siguiente:
Carga de humedad: La carga de humedad se refiere a la cantidad de vapor de agua presente en el aire dentro del cuarto y depende de varios factores, como la actividad humana (por ejemplo, respiración, sudoración), la cantidad de plantas o vegetación en el interior, la presencia de fuentes de agua, entre otros.
Temperatura del punto de rocío: La temperatura del punto de rocío es la temperatura a la que el vapor de agua en el aire comienza a condensarse en forma de líquido. Es importante mantener la temperatura del punto de rocío por encima de la temperatura del aire dentro del cuarto para evitar la formación de condensación en las paredes y equipos.
Sistema de humidificación y deshumidificación: Es necesario contar con un sistema adecuado de humidificación y deshumidificación que permita ajustar y mantener los niveles de humedad relativos deseables en el cuarto.
Control de ventilación: El control de ventilación es fundamental para mantener una humedad relativa estable. Por ejemplo, en climas cálidos y húmedos, la entrada de aire exterior puede aumentar la humedad relativa en el interior, mientras que, en climas fríos y secos, la entrada de aire exterior puede disminuir la humedad relativa.
Monitoreo y control automatizado: Es importante contar con sistemas de monitoreo y control automatizados que permitan detectar y corregir rápidamente cualquier fluctuación en los niveles de humedad.
Estas son algunas de las variables adicionales que deben considerarse específicamente para el control de humedad en un cuarto con temperatura controlada. Un buen diseño y mantenimiento del sistema permitirá mantener una humedad relativa constante y adecuada para las necesidades específicas del cuarto.”

En AIESA tenemos el personal con la experiencia necesaria para solucionar tus problemas de control de humedad de manera óptima.

Contáctanos y nosotros te brindamos asesoría personalizada en base a tus requerimientos.

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *